Ante un panorama medianamente incierto de posibilidades y cambios relacionadas a las nuevas indicaciones europeas, con tal de adaptarse al GDPR, la industria tienen que desarrollar e implementar un plan de actuación revisable para abordar los cambios regulatorios. En el mismo deben colaborar como mínimo representantes del departamento jurídico, recursos humanos, IT, marketing, dirección y cualquier otro implicado en el tratamiento de datos. Pero, ¿qué se debe incluir en dicho plan? A continuación, 3 aspectos muy relevantes a considerar:

 

Llamadas en frío

GDPR no prohíbe realizar llamadas a clientes potenciales, pero con el fin de rendir cuentas, debe registrar cuándo realizó la llamada y cuánto duró. Asimismo, describir si la persona estuvo de acuerdo en volver a ser contactada. Como recomendación, un buen Pipedrive le ayudará a controlar esta situación.

 

 

 

Envío de email a cuentas desconocidas

En la actualidad, GDPR considera que el marketing directo es una razón legítima para que el personal y puntos de contacto recopilen datos. Sin embargo, se establecerán reglas más específicas en el futuro cercano (alrededor de 12 meses) cuando el reglamento de privacidad cambie y reemplace la actual directiva de privacidad.

De todos modos, la lección aquí es clara: debe tener mucho cuidado con los correos electrónicos en frío. Sus intereses legítimos siempre se sopesan en contra del derecho a la privacidad del interesado. Si no puede aclarar por qué selecciona a una persona en particular de sus listas, es probable que no apruebe este punto. Diga adiós a las listas compradas.

En el lado positivo, cualquier lista de aceptación que mantenga, probablemente contenga leads de mayor calidad, lo que generará bases de datos más pequeñas pero más impactantes.

Hay una excepción particular. Puede comunicarse con las personas cuya dirección de correo electrónico obtuvo en un stand de ventas, a menos que se hayan excluido (un hecho que deberá registrar). Sin embargo, incluso en esta circunstancia, deberá demostrar que el correo electrónico que envía es sobre productos o características relacionadas con el motivo de contacto inicial.

 

Envío automatizado de emails

Los datos que recopile sobre las interacciones del destinatario con el correo electrónico ahora calificarán como datos personales, lo que significa que estará sujeto a GDPR.

El Grupo de Trabajo del Artículo 29 (el organismo de la UE que emite directrices sobre protección de datos) ha llamado específicamente el envío automatizado de correos como una preocupación, particularmente debido al hecho de que el receptor desconoce el seguimiento.

La falta de transparencia relacionada con el seguimiento del correo electrónico es contraria al GDPR. Es por eso que el Grupo de Trabajo le pide que obtenga un consentimiento previo explícito en estos casos.


Optimice sus procesos de Opt-in, adhiera normas de cumplimiento y evite la exclusión de sus clientes. Tome contacto con nuestros especialistas.

Empezar Ahora