Estos son tiempos de transformación para los centros comerciales y sus principales minoristas. El exceso de oferta de productos y el aumento del comercio electrónico están reduciendo los márgenes, a la vez que los clientes están exigiendo experiencias únicas y personalizadas.

Sin embargo existe una gran oportunidad para que los mall  innoven, capturen valor y sigan siendo relevantes. Los centros comerciales del futuro tendrán menos que ver con las compras en las tiendas y más con brindarles a las personas experiencias.

Para prosperar hay  tres áreas en las que los operadores necesitarán enfocar sus energías:

1) Reinventar los contratos de arrendamiento

A medida que invierten en nuevas características y atracciones que generan un mayor tráfico peatonal, pueden explorar nuevas formas de estructurar los arreglos financieros con los arrendatarios minoristas:

  • Cargo basado en Footfall: los inquilinos pagan según el tráfico que ingresa a sus tiendas o cuando se desplazan por el área del centro comercial donde se encuentran. Este modelo permite capturar el valor de la creciente tendencia de los clientes que entran en las tiendas para tocar y sentir los productos, pero completando la compra en línea.
  • Intercambio de ingresos en línea: los inquilinos pagan una parte de las ventas en línea de su marca que ocurren dentro de la geografía del centro comercial, normalmente asignadas según códigos postales.

2) Generación de nuevas fuentes de ingresos y servicios de valor agregado

Podrían vender el acceso a inmuebles físicos para el almacenamiento de inventario, incluir espacios abiertos para tiendas emergentes, salas de exposiciones temporales y otros eventos. Además la tecnología brinda a los operadores de centros comerciales un enorme potencial para empaquetar y vender datos de compras a sus arrendatarios.

3) Usar tecnología para construir valor

Conocimiento de los compradores: al usar aplicaciones, servicio Wi-Fi gratuito, datos de puntos de venta y cámaras de seguridad, los operadores de centros comerciales pueden comprender mejor quién compra exactamente en sus propiedades y cuáles son los hábitos y preferencias de compra de estos consumidores.  Los análisis avanzados también podrían permitir a los operadores optimizar su combinación de inquilinos y sus términos de arrendamiento. Las aplicaciones móviles pueden ofrecer recomendaciones y promociones personalizadas, planificación de itinerarios, navegación digital y la reserva de varios servicios.

Los operadores de centros comerciales que estén dispuestos a deshacerse de modelos antiguos y construir destinos más dinámicos y relevantes podrán crear propuestas  rentables que los compradores de hoy en día casi no reconocerán.

Si necesita que uno de nuestros especialistas lo asesore con el objetivo de ayudarlo a lograr sus metas más importantes, crecer y generar una conexión más duradera con sus clientes haga clic en el siguiente enlace o escríbanos a ayuda@customertrigger.com

Leer  otro artículo relacionado: ¿Cómo las aseguradoras pueden reinventar las relaciones con los clientes?