Toda organización cuenta con líderes cuya responsabilidad es la toma de decisiones, la que se puede llegar a traducir en grandes oportunidades de crecimiento empresarial. Sin embargo, una toma de decisión ineficaz desperdicia tiempo, dinero y productividad.

A medida que los líderes responden al cambio de paradigma actual, las compañías pueden emprender cinco acciones para adoptar y mantener una toma de decisiones contrarreloj.

1- No cambie el tablero, cambie su forma de jugar:

Es importante concentrarse en tomar decisiones arriesgadas que logren cambiar el escenario en el cual se está. La recomendación es priorizar las decisiones y debatir solo las que más importan, preguntándose qué decisiones pueden ayudar a su organización a crear valor y cumplir su propósito. 

¿Qué es el “propósito organizacional”? Descúbralo aquí en el siguiente artículo.

Los altos ejecutivos pueden ser juiciosos con su tiempo de toma de decisiones al segmentar las decisiones en cuatro categorías: debatir y decidir, aprobar, proporcionar medidas de seguridad y delegar; los dos últimos son fundamentales para facilitar la toma de decisiones rápida en toda la organización. 

Los ejecutivos también deben estar muy involucrados en el pequeño número de “cambiadores de juego”, decisiones que son más críticas para cumplir con la estrategia de la organización, que constituyen el debate.

2- Priorizar y sintetizar: el tiempo es oro

La gran mayoría de las reuniones de seguimiento programadas con regularidad al interior de una organización mantiene a sus colaboradores gran parte del tiempo ocupados pero no siendo realmente productivos, ¿lo había pensado?

Las organizaciones deben repensar los horarios actuales de las reuniones, la duración y las prácticas de preparación. Deben eliminarse las reuniones que puedan sustituirse por actualizaciones escritas; a veces un correo electrónico bien escrito es suficiente. 

Es recomendable también que para aquellas reuniones que quedan, los asistentes deben recibir lecturas previas breves, enfocadas y bien preparadas que pueden ayudar a la toma de decisiones. 

Amazon, por ejemplo, fomenta la generación de informes simplificados y facilita la toma de decisiones productivas con un memorando estándar de seis páginas que recoge los hechos críticos.

Las empresas también se están moviendo más rápido al acelerar la cadencia de algunas decisiones. Por ejemplo, muchas organizaciones asignan recursos trimestralmente en lugar de anualmente, y algunas lo hacen con mayor frecuencia. Aunque esto significa más reuniones (aunque no necesariamente más tiempo total de reuniones), las empresas pueden moverse más rápidamente porque hay menos conjeturas.

3- Roles claros, conservan el crecimiento

La esencia de la toma de decisiones requiere una comprensión clara de quién tiene un voto (decide) versus quién tiene voz (proporciona información). 

En variadas ocasiones, la falta de claridad de los roles es una barrera frecuente para la rápida toma de decisiones. 

Es importante que las organizaciones designen a los tomadores de decisiones responsables y a quienes están involucrados, consultados e informados.

4- Saque mayor provecho a sus activos de información

No es solo un cliché cuando oye decir que los datos son el petróleo del siglo XXI. Hoy, para cualquier empresa saber transformar datos en conocimiento y el conocimiento en rentabilidad, es uno de los activos intangibles de mayor valor para la marca, pues ellos serán de gran utilidad para descifrar las nuevas necesidades y demandas del cliente, y por ende, facilitarán su toma de decisión.

Por ejemplo, identificar cuál es el mejor espacio para conectar con el cliente.

Durante los últimos meses, canales como WhatsApp (101%), Chat (34%) y mensajería en Redes Sociales (30%), fueron las tres plataformas que más aumentaron las solicitudes de atención (Fuente: Accenture).

Lo anterior indica que los clientes requieren accesos rápidos y útiles, dado que no están dispuestos a esperar la asistencia telefónica de los agentes, ni perder el tiempo con la música de la operadora. Lo que requieren, son servicios de asistencia omnicanal, donde el personal debe estar atento a responder, cuando se le requiera, lo más pronto posible. Un elemento crucial para toda organización del cual el 74% de las empresas en Chile carece (Fuente: CustomerTrigger).

En ese sentido, las marcas que logren plantear este tipo de estrategias y eficientar su toma de decisiones, serán fuertemente beneficiadas, incluso por sobre la competencia. 

Si aún no se suma a esta tendencia, recomendamos visualizar el e-book gratuito Data Driven Marketing, el que lo orientará a impulsar su negocio a través de una estrategia centrada en explotar la big-data en función de sus principales necesidades.

También, le podría interesar Data View 360, uno de nuestros servicios que le permitirá integrar, visualizar, segmentar y solucionar las problemáticas de su organización en torno a la comprensión y comportamiento cambiante de sus clientes y eficientar su toma de decisiones clave.

5- Autoridad al límite y tolerancia a los errores

Está demostrado que las organizaciones ágiles superaron el impacto inicial de la pandemia mejor que la mayoría. 

Una razón es que delegan la toma de decisiones a los empleados de primera línea y a otros roles críticos donde se concentran el valor y el riesgo. 

Sin embargo, delegar no significa dejar a las personas solas; más bien, se trata de entrenar (no microgestión) a quienes toman las decisiones a tomar decisiones exitosas, proporcionando barreras de protección y potenciación para tomar decisiones finales. 

Tomar decisiones más rápido significa inevitablemente que ocurrirán errores. Sin embargo, las organizaciones deben dar a los empleados espacio para cometer esos errores, siempre que no amenacen el negocio. 

Hemos visto organizaciones que toman medidas para incorporar la mitigación de riesgos en sus procesos de decisión. Esto les permite continuar avanzando con rapidez: avanzando con la implementación y ciclos rápidos de prueba y aprendizaje que permiten ajustes ágiles y abren puertas a oportunidades.

A medida que continúa la pandemia, las organizaciones deben adoptar la mentalidad de que el progreso, y el aprendizaje sobre la marcha, es mejor que la perfección. El riesgo de quedarse quieto es mayor que el riesgo de hacer movimientos audaces.

Te podría interesar: Estudio Future Index – Índice de Adaptabilidad al Futuro

Si desea usted conocer qué tan preparada se encuentra su organización a los próximos desafíos que impone el contexto, lo invitamos a realizar su medición a través de nuestra Plataforma de Impacto, dónde podrá conocer diversas soluciones para conectarse, dialogar y generar experiencias de valor a sus clientes

Además, lo dejamos cordialmente invitado a conocer nuestro Centro de Conocimiento, donde ponemos a su disposición nuestras experiencias, estrategias y casos de éxito sobre diferentes temas e industrias para ayudarlo a enfrentar estos nuevos y complejos escenarios.