La “adaptabilidad” quizá encasilla uno de los primeros lugares en cuanto a conceptos más utilizados al momento de enumerar las habilidades que una organización debe considerar para superar cualquier tipo de escenario adverso. 

Sin embargo, cuando analizamos los datos, según el Índice de Adaptabilidad al Futuro – IAF, del estudio Future Index, 3 de cada 4 empresas en Chile demostraron no estar preparadas para adaptarse a los próximos desafíos del mañana.

Si somos más acuciosos con la información, el reporte especifica que dentro del pequeño porcentaje de las organizaciones “adaptadas”, las empresas de “menor tamaño” presentan en promedio un mejor IAF, alcanzando, incluso, un mejor desempeño que las empresas de “mayor tamaño”. Estando, por ende, mejor posicionadas para afrontar escenarios complejos, destacando en las seis dimensiones que considera el instrumento:

1- Adaptabilidad: Capacidad de una organización de mantener un proceso de aprendizaje continuo a través de un propósito movilizador y que en circunstancias adversas pueda estar sujeta al cambio, sin perder sus objetivos, validando sus cualidades resilientes.

2- Anticipación: Capacidad de una organización de visualizar escenarios futuros, a través de una dinámica grupal que promueva procesos de innovación radical, medibles y aplicables en entornos de alta incertidumbre.

3- Madurez Digital: El más alto nivel de progreso de la actividad mental de la organización en cuanto a su desarrollo tecnológico; donde centra su modelo de negocios.

4- Agilidad: Capacidad de una organización de focalizar sus incentivos en responder rápida y eficientemente ante una necesidad emergente, mediante un entregable de valor incremental en función de su medición progresiva.

5- Liderazgo de Futuro: Capacidad que poseen los líderes de la organización a establecer una cultura que hace frente a los entornos turbulentos, inciertos, complejos y ambiguos, donde se destaca la agilidad en el accionar, por el propio valor de la experimentación y el aprendizaje a través del fracaso.

6- Gobierno de Datos: Disposición de una organización para gestionar y disponibilizar información de terceros y propia, garantizando el correcto tratamiento y seguridad de la misma.

Conozca aquí el Índice de Adaptabilidad al Futuro

En entrevista con Desafío Digital de Radio Agricultura, Cristián Maulén, CEO de CustomerTrigger, Director del Observatorio Sociedad Digital Unegocios FEN de la U. Chile y Presidente del Consejo de Ética y Autorregulación de la AMDD, reflexionó sobre los datos entregados por el Future Index y los principales factores que se atribuyen a esta diferenciación entre empresas según su escalabilidad.

La data empírica nos demuestra que el 61% de las empresas adaptadas en liderazgo de futuro, son organizaciones de mejor tamaño, lo que demuestra, en la práctica, que presentan más habilidades para invertir más tiempo en proyectos innovadores y en forma natural y orgánica porque están más alineada y conectadas con el entorno, y más preocupados de escuchar la realidad del cliente”, aseguró Cristián, quien además agregó que “(las pequeñas empresas) no tienen formación tan alta de visión y liderazgo, pero están muy guiadas por un propósito, porque se movilizan por una pasión y no por una obligación establecida bajo un sistema jerárquico”.

Finalmente, Maulén asegura que “en una empresa de menor tamaño, se activa naturalmente la curiosidad, que se transforma en búsqueda constante de innovación en función de un servicio más eficiente”. 

Reviva aquí la entrevista de Maulén en Desafío Futuro de Radio Agricultura

Pero, ¿qué elementos deben considerar las medianas y grandes empresas para adaptarse a los próximos desafíos de Futuro? Desde CustomerTrigger recogimos algunas perspectivas que lo podrán orientar en su toma de decisiones. 

Disrupción y Crecimiento: 

La recesión económica puede ser desalentadora, pero no durará para siempre, o al menos, puede depender de usted. Estos tiempos complejos son el contexto indicado para para ser práctico con apuestas innovadoras. Su empresa, puede ser el vehículo que transporta toda incertidumbre en una solución concreta.

En la misma línea, el abrirse a la posibilidad de colaborar de manera radical con competidores, proveedores y clientes, buscando no siempre la transacción, sino que también negocios futuros, es una gran oportunidad para su compañía. Por lo tanto, dar el paso a una colaboración radical respecto de cómo se hacen los negocios es uno de los mandatos propios de un proceso de transformación digital. La colaboración siempre será una gran aliada del crecimiento.

Liderar en innovación y disposición al cambio:

Es imprescindible que los líderes de medianas y grandes empresas se abran a explorar nuevos métodos, procesos y productos que se distingan de lo establecido organizacionalmente. Este año nos demostró que, de ahora en adelante, los cambios serán cada vez más rápidos y constantes, por lo que la capacidad de adaptación será la competencia más valorada, no sólo como compañía, sino que también en los profesionales que la integren y en todo nivel jerárquico. 

Así mismo, un líder empresarial  tiene como rol fundamental transmitir confianza, optimismo y claridad en los esfuerzos que se aplican para superar los desafíos que impone el contexto. 

Mejorar la experiencia del cliente: 

El masivo avance de la economía digital evidenció la importancia de fortalecer la entrega de servicios en función del cliente, quien dejó de tomar decisiones en forma lineal y comenzó a demandar nuevas experiencias de valor a partir de los cambios en su forma de percibir la realidad, migrando hacia lo digital. Por esta razón, es imperante para toda organización establecer estrategias alineadas con las nuevas necesidades del consumidor, con tal de incrementar la rentabilidad de su negocio de cara a los nuevos desafíos de Futuro. 

En este apartado, lo invitamos a conocer la Radiografía del Ciudadano, donde podrá conocer los principales cambios en prioridad y necesidades de consumo tras la crisis sanitaria.

Es necesario destacar la misión de su organización de generar un impacto positivo en la sociedad y el entorno. Si destinamos parte de nuestro tiempo en reflexionar sobre cómo nuestro negocio puede aportar a un país mejor, llevará gran parte de la carrera corrida. Sólo será necesario ajustar alguno de sus productos o servicios para que pronto haya más interesados en su compañía. El mayor impacto, se genera en la cultura. 

Si desea conocer qué tan adaptada se encuentra su organización ante los próximos desafíos de Futuro, lo invitamos a visitar nuestra Plataforma de Impacto, donde podrá medir el diagnóstico IAF junto a nuestros expertos.