Un tema muy popular del último tiempo, y que seguramente lo has escuchado o leído más de una vez,  es todo lo relacionado al concepto de la ‘agilidad’ y la transformación organizacional que dicho fenómeno conlleva. Sabemos que posee una estrecha relación con el boom digital que estamos experimentando actualmente y que las compañías con mayor reconocimiento a nivel mundial, lo han comenzado a implementar de forma rápida y eficaz. Pero, ¿en qué consiste y por qué es importante alcanzar el status de una organización ágil?

En los siguientes artículos responderemos estas preguntas y te ayudaremos a descifrar si tu organización es ágil y qué es lo que le falta para alcanzar el éxito.

¿Qué es la ‘agilidad organizacional’?

Aunque la literatura no muestra absoluto consenso acerca de esta definición, ya que está constantemente iterando y es capaz de adaptarse al contexto de cada compañía, sí coinciden en algunos elementos que toda organización ágil posee: equipos de trabajo pequeños, foco en entregar valor al cliente y operar vía redes iterativas.

Por otro lado, sabemos que agilidad es la habilidad de moverse, pensar y entender de manera rápida y fácil. Entonces, de cierta forma podríamos decir que una organización ágil es aquella que es capaz de cambiar o adaptarse rápidamente en respuesta a los cambios en el mercado o en su entorno. Una organización ágil posee la capacidad de reaccionar exitosamente ante nueva competencia, ante el desarrollo tecnológico y ante los cambios en las condiciones del mercado.

LEGO es una de las muchas compañías que han demostrado que esta metodología funciona. En 2015, tras varios años de ser incapaz de alcanzar sus propias metas en ventas, tuvo que necesariamente transformar la forma en la que se organizaba.

Los equipos se volvieron células empoderadas con reuniones bimensuales para ver los avances, alinear expectativas y probar los productos.

El resultado: mayor acertividad en el cumplimiento de ventas; trabajadores motivados y competentes; mayor creatividad y adaptabilidad de sus productos; y comunicación integrada a lo largo de la compañía. Esto produjo que la compañía retomara fuerzas y continuara siendo tan exitosa y popular como la conocemos.

Ahora tenemos una idea de lo que la agilidad organizacional se trata pero: ¿Por qué es importante que tu compañía lo sea? Ver Siguiente Artículo

Proporcionamos continuidad en los diálogos con los clientes, orquestando conversaciones en un ecosistema de canales físicos y digitales.

Nuestras Soluciones