La Gestión de Aplicaciones Híbridas o Cloud (Hybrid Content Management) es la práctica de implementar sistemas basados en la nube y sistema locales para almacenar, compartir y administrar contenidos empresariales. Si bien, existe hoy un éxodo masivo a los nuevos servicios de sincronización y compartición de archivos de empresas como Dropbox, Office 365, G SUite, Citrix Sharefile, entre otros, muchas empresas todavía alojan su contenido en instalaciones físicas.

Según un estudio de la empresas de investigaciones Forrester, el 2016 un 47% de las organizaciones tenía entre 1TB y 19 TB (terabytes) de datos locales, mientras que el 21% almacenaba 100 TB a 999 TB y un 14% más de 1000 TB.

Adicionalmente, la firma analista Gartner predice que dentro del próximo año, el 50% de las empresas gestionará sus contenidos utilizando modelos de almacenamiento híbrido, sobretodo porque no existe una confianza plena de las organizaciones en confiar todos sus contenidos en la nube. Otro de los factores reticentes, es la gran cantidad de datos locales históricos que guardan las organizaciones y que significan una misión crítica al momento de considerar el cambio.

2 ideas antes de considerar el cambio

Sigue siempre las reglas

Antes de sincronizar dos plataformas de almacenamiento muy diferentes, es importante

considerar reglas de gestión de archivos. Muchas plataformas tienen diferencias en los convenios de archivos como nombre y longitudes, estructuras de metadatos, modelos de permisos, administración de cuentas de usuario y otras características significativas.
Históricamente, este tipo de diferencias ha hecho de la sincronización de archivos una tarea desafiante y propensa a errores.

Piensa en la reducción de costos

Aunque mantener varios sistemas en su lugar indefinidamente puede llegar a ser costoso, muchos sistemas de almacenamiento en la nube permiten escalar hacia arriba o hacia abajo su uso. Un manera fácil para que una empresa reduzca costos en su implementación de almacenamiento en la nube es sincronizando contenido más activo, al tiempo que mantiene datos antiguos e información archivada en el formato local.