“Evitar que disminuya la afluencia de público en sus locales de Santiago durante las vacaciones de verano era el propósito de esta cadena de restoranes, cuyos clientes más habituales son jóvenes. Una promoción novedosa, viralizada por los mismos destinatarios en las redes sociales, sería el camino elegido para lograr el objetivo”.

Los cambios provocados por Internet y las redes sociales en la conducta de los consumidores respecto de su relación con las marcas no son simples. Las maneras en que se conectan con estas son en la actualidad muy diferentes a las tradicionales, a través de canales diversos, algunos a veces desconocidos por las marcas y sobre los que, por tanto, no poseen control. A la hora de concentrar las marcas sus inversiones en marketing, hoy pueden ser más importantes las fases de evaluación y de promoción de los productos adquiridos, así como luego el vínculo de los consumidores con aquellas, que las de consideración y compra de dichos productos.

Los esfuerzos que ayuden a los consumidores en la evaluación de aquello que han adquirido,y luego la difusión de opinión de la marca, pueden ser tan importantes como construir conocimiento e impulsar las compras. En seguida, si el vínculo con una marca es lo suficientemente fuerte, volverán a comprar sus productos sin pasar por las fases previas de aquello que algunos llaman “la travesía de decisión”.

La visión tradicional consistía en que, en tal travesía, un comprador consideraba todas las opciones para eliminarlas metódicamente hasta quedarse con la que más le satisfacía. Por ello, marcas y vendedores ejercían presión en esas fases. Luego de la compra, la relación del comprador con la marca y el vendedor tendía a disiparse.

Los nuevos canales, en especial las redes sociales, han influido en que los consumidores, lejos de reducir sus opciones tiendan a ampliarlas.

Hecha la compra, el vínculo con una marca puede volverse más fuerte, pues las personas tienden a compartir su experiencia con el producto, promoviendo sus bondades o sus defectos. Los puntos de contacto han cambiado, lo que requiere realinear las estrategias y los presupuestos de marketing respecto a dónde se encuentran mayormente los consumidores.

El siguiente es el caso de una cadena de comida que buscaba ser relevante para los consumidores jóvenes, entre quienes realizó una promoción destinada a revertir la baja afluencia de público en sus locales de Santiago durante el mes de febrero, en plenas vacaciones de verano. Dadas las características de su target, consideró que la mejor forma de difundir esta actividad sería que los mismos clientes la compartieran a través de Facebook, la red social más utilizada por ellos[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]A continuación te presentamos el resumen de la campaña con datos como, Objetivos, Target, Inversión en otras y si te interesa profundizar en el siguiente botón te dejamos el caso completo a tu disposición.

Fuente: Diplomado de Marketing Relacional y Redes Sociales de la Universidad de Chile.