Muchas veces al crear nuestras campañas de e-mailing hacemos foco en el contenido, nos fijamos en que el Header y el Footer sean los correctos, los botones que debemos poner, los colores, la forma de envío, etc. Sin embargo olvidamos lo más importante, revisar y preparar correctamente nuestra Base de Datos.

Es por esto que a continuación creamos una lista de todos los puntos que deberías revisar ‘si o si’ antes de  iniciar tus envíos.

#1. Qué tan ‘Aptos’ son los e-Mails de tus Prospectos

A todos nos ha pasado, recibimos o generamos BDD y los e-mails que contiene no siempre son los aptos para el envío.

Con apto nos referimos a los siguientes puntos:

  • aaa@aa.cl  Por excelencia las personas al rellenar cuestionarios obligatorios pero no querer ser contactadas rellenan el campo de mail con cuentas inexistentes. Cuando prepares tu base de datos es importante desechar todos los correos que se presenten inexistentes, son basura que te hará perder el tiempo ya que serán envíos fallidos y contactos inválidos.
  • nombrecasilla.com No es raro que nos falte un carácter cuando estamos escribiendo en la vida diaria, todos sabemos que más de alguna vez escribimos algo rápido y lo más probable es que nos traguemos una letra en el proceso. A los prospectos también les ocurre, no es raro encontrar campos de correo que contienen todo menos el ‘@’ o el ‘.’ en el famoso ‘.com’. Estos errores mínimos generan problemas, tu data no era la correcta a pesar de tener todo el potencial de serlo.
  • nobmre@casllia.com Sabemos muchas veces que mientras escribimos estamos pensando en otras 10 cosas más. No nos damos cuenta, pero invertimos el orden de las palabras. Cuando revisamos nuestra BDD es muy probable encontrar más de algún campo de mail que va dirigido a ‘homtail’, ‘yaohoo’ o ‘gmali’. Si podemos revisar esta data es muy probable que recuperemos muchos mails que enviados serían rebotes duros (Casillas inexistentes).

#2. Qué tan ‘Aptos’ son tus Prospectos

No todo en el e-mailing es revisar si tienes una casilla valida a la que enviarle tus correos.

Tienes que asegurarte que las variables que sean importantes estén correctas, a lo que llamamos integridad. Por esto sugerimos algunos puntos que consideramos importantes:

  • Nombre: Muchas plataformas de Mailing te permiten personalizar los correos y asuntos entre muchos otros campos, es por esto que es fundamental que revises que los campos de nombre sean lo más preciso posible, no falta quien escribe ‘María’ con las letras invertidas o completa la casilla con más de un nombre sin espacio. Si vas a personalizar los envíos a través del nombre es fundamental revisar esto.
  • – RUT – ID: En casi todas partes cada ser humano está identificado al nacer por un número único. Cuando los prospectos rellenan con 11.111.111-1 es muy probable que no quieran recibir nada de ti, y que la información que te entregaron no sea probablemente la más correcta. Revisar esto te permitirá sacar correos que probablemente no serían entregados o pasarían a ser parte de la lista de ‘Desuscritos’ de los envíos.

#3. Contactos Repetidos

Sabemos que al trabajar con BDD, sobre todo si han tenido distintos orígenes o han pasado por distintas personas es probable que algo pueda cambiar. Muchas veces los contactos se han repetido y las mismas personas pueden aparecer más de una vez, con todos o algunos de sus campos iguales. Si tu plataforma de envío no identifica a los repetidos o no te has fijado en los contactos repetidos a la hora de hacer campañas de tipo A/B es probable que a la misma persona le llegue más de un correo tuyo, por lo que podrías molestarlo y conseguir terminar ‘Desuscrito’ o en el Spam, o peor aún, entregarle mensajes contradictorios.

Un consejo muy útil es que a cada Prospecto le asignes un número identificador único, es decir, le entregues una identidad que nadie más pueda tener, esto te ayudará cuando quieras identificar a tus prospectos más adelante o por ejemplo, enviarles landings personalizadas.

A modo de resumen haremos la siguiente tabla de Check List para que puedas tener siempre presente al revisar las BDD previo a un envío.

Luego de leer y aplicar estos sencillos pasos, es probable que estés listo para trabajar tus bases de datos y comunicarte con tus prospectos. Recuerda que siempre hay variables que pueden influir en tus resultados, es por esto que te recomendamos crear tus propias reglas para las diversas bases que ocupes y los resultados que esperes.