Te invitamos a ser parte de nuestro “Sondeo: Impacto COVID-19 en Chile”, sobre las variaciones en las preferencias de los chilenos.

Aunque las audiencias siguen siendo las mismas, es importante entender que tanto su entorno como su comportamiento de compra cambió, por lo que es necesario re-imaginar un correcto perfil sobre este “nuevo consumidor”, adaptándose a sus nuevas necesidades y conductas. 

Te podría interesar nuestro artículo: “Readaptación”: Nuevos perfiles de clientes

El primer paso es entender sus cambios de rutina; 4 de cada 10 personas en Chile están en cuarentena (Fuente: Minsal), lo que significa un inminente traslado del trabajo hasta sus hogares, que hoy alcanza el 54% de los casos (Fuente: Trabajando.com). Un escenario, que a su vez limita las zonas del hogar y el uso del tiempo libre pero, así como afirmó el Director del Dpto. Administración FEN U.Chile, Pedro Hidalgo en Impact 2020, “la pandemia ha traído grandes amenazas pero también grandes oportunidades”, sobre todo en la demanda de ofertas relacionadas con la adaptación de los espacios, la adquisición de productos de tecnología, el fortalecimiento de los servicios de conectividad e, incluso, nuevos canales de compra y sus formatos de entrega.

Y son precisamente estos últimos elementos los que han sido percibidos con mayor relevancia por la ciudadanía, por sobre incluso el contacto humano, siendo relegado por el comercio electrónico y los sistemas de despacho a domicilio, posicionándose rápidamente como el canal preferido de compra de los chilenos (Fuente: Sondeo Ciudadano Covid-10). 

Así mismo, la “información sobre el cuidado y medidas de protección”, junto con el “fortalecimiento de canales digitales” son las dos acciones empresariales más valoradas por los chilenos (Fuente: Sondeo Ciudadano Covid-19). Por lo que, comunicar eficientemente, respecto de los protocolos de seguridad sanitaria en logística de los servicios y productos, es clave para que sus clientes den el siguiente paso, pues los clientes buscan sentir que las marcas los entienden a través de mensajes de contexto y contenidos relevantes, otorgándole valor a la relación comercial, generando certezas y satisfacción para el consumidor.

En esa línea, fortalecer la experiencia del cliente y los servicios contextuales, centrados en una estrategia de omnicanalidad se vuelve en una tarea imprescindible para las organizaciones. 

Te podría interesar nuestro artículo: ¿Cómo Benefician Las Estrategias De Omnicanalidad Al Contexto De Crisis Actual?

Desde CustomerTrigger destacamos tres acciones consistentes que toda organización debería ejecutar para lograr una correcta adaptación al “nuevo consumidor”: 

  1. Analizar en profundidad: Integrar, visualizar y segmentar la información que entregan sus clientes le permitirá comprender el comportamiento cambiante de sus consumidores, facilitando la proyección de escenarios futuros, reduciendo el riesgo de crisis y aumentando sus ventajas competitivas. 
  2. Comunicación eficiente: Ante un escenario lleno de incertidumbres, ampliar el ciclo de vida de la relación comercial, ofertando de una forma inteligente, en la diversidad de sus canales, garantizará resultados satisfactorios. La comunicación personalizada es de utilidad para fortalecer el vínculo con su audiencia y hoy más que nunca los clientes esperan de su colaboración.
  3. Acciones contextuales: Tras la crisis, las marcas se han visto afectadas principalmente por sus acciones poco contextuales. El blindar la cartera de clientes mediante un programa de lealtad, que incluya sistemas de recompensa asistido, centrado en las nuevas necesidades de su consumidor, aportará gran valor para su organización. 

De no contar con algunas de estas acciones, te invitamos a conocer Data View 360, un servicio que te permitirá solucionar las problemáticas de tu organización en torno a la comprensión y comportamiento cambiante de sus clientes, en un contexto de incertidumbre y prevención.