¿Cómo ha impactado el Covid-19 en la sociedad Chilena?
Esta radiografía la construimos todos, tu respuesta es importante.
Ir al Sondeo

Las comunicaciones de crisis de los líderes a menudo tocan las notas equivocadas. Una y otra vez, vemos que los líderes toman un tono optimista y confiado en las primeras etapas de una crisis, y aumentan las sospechas de los interesados ​​sobre lo que los líderes saben y qué tan bien están manejando la crisis. 

Las figuras de autoridad también son propensas a suspender anuncios durante largos períodos mientras esperan que surjan más hechos y se tomen decisiones. Ninguno de los enfoques es tranquilizador.

Sea claro lo que sabe, lo que no sabe y lo que está haciendo para obtener más información. La comunicación cuidadosa y frecuente muestra que los líderes están siguiendo la situación y ajustando sus respuestas a medida que aprenden más. Esto les ayuda a tranquilizar a las partes interesadas de que se enfrentan a la crisis.

Los líderes deben tener especial cuidado para ver que se aborden las inquietudes, preguntas e intereses de cada audiencia. Hacer que los miembros del equipo de respuesta a crisis hablen de primera mano sobre lo que están haciendo puede ser particularmente efectivo.
Las comunicaciones no deberían detenerse una vez que la crisis haya pasado. Ofrecer una perspectiva optimista y realista puede tener un efecto poderoso en los empleados y otras partes interesadas, inspirándolos a apoyar la recuperación de la empresa.