Puede sonar demasiado dramático, pero el riesgo más extremo de no invertir en automatización para la experiencia de sus clientes es la quiebra.

Y es que es muy común que una empresa tenga una herramienta para marketing, otra para ventas, una más para customer success, y otra para soporte, pero ninguna de ellas habla entre sí, lo que lleva a muchas compañías a contratar un desarrollador para resolver estos problemas de falta de comunicación.

Pero la falta de comunicación entre herramientas muchas veces viene de un problema de origen: en la mayoría de las ocasiones la empresa está cerrada en silos independientes.

Esto genera que el cliente invierta una gran cantidad de esfuerzo y energía en tu empresa, y lo peor de todo es que tal vez no te enteras de esto debido a esta misma desconexión. Ya sea por falta de conexión entre datos, reuniones, o alineamiento entre las diferentes áreas de la empresa, la gran mayoría de los colaboradores no se entera de cuáles son las principales reclamaciones ni demandas por parte de los clientes.

Por el contrario, invertir en automatizar procesos en torno a la gestión de la experiencia del cliente le permitirá a su organización sacar grandes ventajas en comparación con su competencia. 

Te anticipas a las necesidades de tus clientes

De acuerdo con Statista el 60% de los líderes empresariales afirmó que pensaba que el uso de análisis de clientes en tiempo real era muy importante para mejorar la experiencia.

Cuando cuentas con la data suficiente y la automatización precisa, es posible llegar a puntos en los que ofreces al cliente productos antes de que él sepa que los necesita. Esto te da una ventaja ya que apareces en su mente incluso antes de que esté en la etapa de consideración.

Piensa que tienes un e-commerce de productos para el hogar y alguien compra un electrodoméstico empotrable. Puedes unir la información para saber que tal vez se está mudando de casa y entonces ofrecerle una promoción exclusiva para más productos.

¿Es posible automatizar todo?

La respuesta corta es no, nunca podrás automatizar al 100%.

Antes de empezar cualquier automatización, es muy importante hacerte la siguiente pregunta: ¿al automatizar se va a romper una parte de la experiencia del cliente en algún punto? Si respondes de manera afirmativa, entonces es bueno considerar no hacer una automatización completa y dejar a una persona haciendo algunas funciones.

Cuando se vende un software caro que requiere un proceso de ventas largo, es importante cuidar los puntos de entrada del prospecto. Y es que una vez que es un lead calificado, el prospecto va a querer hablar con una persona de carne y hueso para expresar sus dolores, entonces no puedes automatizar ese correo de contacto.

Recuerda que hasta ahora no existe automatización para la empatía.

¿Por dónde empezar? 

Leer este artículo también cuenta como primer paso, pues responde a un despertar de su curiosidad e interés por invertir en la gestión de la experiencia de sus clientes. 

Ahora que cuenta con las bases para comprender por qué la experiencia del usuario no es solo algo bueno para implementar en su organización, sino una herramienta para sobrevivir y salir exitoso en tiempos complejos, lo invitamos a conocer nuestra Plataforma de Impacto, donde podrá conocer toda nuestra línea de servicios y soluciones para su negocio.