Ciudadanos que aumentan la demanda por servicios y soluciones de calidad, que generen experiencias memorables, obliga a las organizaciones a desarrollar productos y servicios íntegros, con procesos eficientes y omnicanales para que la entrega sea fácil y grata.

Adicionalmente las regulaciones y nuevos proyectos de ley en el tratamiento de datos personales están redefiniendo la forma en que se administran los datos de las personas en Chile.

En este contexto, el tratamiento y manejo de datos en empresas de sectores intensivos en carteras y sensibles a la experiencia del cliente, está comenzando a tomar un nivel de rigor nunca antes visto en nuestro país. Las organizaciones tienen la necesidad (o deberían tenerla) de capturar datos de personas y almacenar grandes volúmenes de datos (estructurados y desestructurados) para accionar comunicaciones o diseños de producto con más velocidad, más personalizados y por diversos canales.

Es por esto, que el Observatorio de Marketing Digital trabaja en la primera investigación anual sobre Marketing y Publicidad Basado en Datos “MPBD”, que está llevando a cabo el Centro de Desarrollo Gerencial Unegocios de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, en conjunto con la Asociación de Marketing Directo y Digital de Chile – AMDD y CustomerTrigger.

Los objetivos del estudio son sencillos: Identificar cómo las empresas en Chile y por sector industrial están utilizando los datos para lograr programas de marketing y publicidad de mayor impacto. Proveer información y conocimiento a las empresas para medir sus propios esfuerzos (benchmarking) y así implementar estrategias de crecimiento sostenibles.

El estudio se centra en la práctica del marketing y la publicidad basándose en datos (“MPBD”) que podemos entender como: “cualquier esfuerzo promocional que intenta involucrar al cliente, recabar datos de consumidores (B2C) o empresas (B2B), incluyendo todas las formas de información demográfica, digital, de comportamiento y transaccional, englobando tanto las prácticas tradicionales de marketing directo, como las que típicamente se asocian con los medios digitales “emergentes” y dependiente de la administración de datos, análisis, segmentación y medición para entender mejor, segmentar e involucrar a los clientes”

La investigación, que arrojará sus primeros resultados en septiembre 2016, está indagando acerca del gasto de las compañías y por sector industrial en MPBD de acuerdo a los siguientes aspectos: Los canales de marketing y de medios de comunicación que utiliza en sus actividades de marketing (ejemplo: correo directo, email, medios sociales, display, etc.)

Las funciones para la ejecución de campañas necesarias para desplegar exitosamente esos medios (ejemplo: el desarrollo de creatividad y contenidos, la administración de datos, el uso de análisis predictivo, etc.) Las inversiones financieras que asignan las organizaciones, tanto interno como a proveedores (ejemplo: reclutamiento de personal especializado, honorarios a proveedores por servicios brindados, licencias tecnológicas, etc.)