El propósito dejó de ser una opción. El acceso a los mercados, el talento y el capital hoy requiere que los líderes empresariales tengan la claridad necesaria sobre por qué existe su organización, qué representa y cómo esta contribuye positivamente a la sociedad.

Este “cambio paradigmático” considera que las empresas también deben generar valor para los otros grupos de interés: trabajadores, clientes, comunidades y proveedores, cubriendo las dimensiones económica, social y ambiental.

Dando un paso atrás, ¿qué es el “propósito empresarial”?

El propósito de una empresa se entiende como su razón permanente de existir. Es el por qué hace unas cosas y no otras y por qué esas cosas las hace de una manera y no de otra. 

Algunos ejemplos de empresas conocidas son:

  1. Kellogg ‘s: “Nutrir familias para que puedan florecer y prosperar”.
  2. International Airlines Group – IAG: “Ayudar a las personas a administrar el riesgo y recuperarse de las pérdidas inesperadas”.
  3. Google: “Organizar la información del mundo y hacerla accesible a todos”.

¿Cómo lograr activar el propósito? La respuesta está en detectar la necesidad profundamente humana en el corazón de los negocios

En un mundo que requiere nuevas ideas y una rápida innovación para resolver problemas urgentes, las estructuras corporativas tradicionales diseñadas para producir estabilidad y control están dando paso a nuevos modelos organizativos que aprovechan el potencial sin explotar de las personas en todos los niveles. 

De hecho, se ha puesto de manifiesto que la supervisión y el control excesivos de la gestión son contraproducentes. A medida que la propiedad pasa de la alta dirección a los equipos empoderados, se necesita una identidad sólida y decidida para mantener a las personas alineadas y enfocadas en hacer el trabajo correcto de la manera correcta.

En entrevista con Desafío Digital de Radio Agricultura, Cristián Maulén, CEO de CustomerTrigger, Director del Observatorio Sociedad Digital Unegocios FEN de la U. Chile y Presidente del Consejo de Ética y Autorregulación de la AMDD, reflexionó sobre los datos entregados por el Future Index y el Índice de Adaptabilidad de las organizaciones al Futuro. 

“La data empírica nos demuestra que el 61% de las empresas adaptadas en liderazgo de futuro, son organizaciones de menor tamaño, lo que demuestra, en la práctica, que presentan más habilidades para invertir, más tiempo en proyectos innovadores y, en forma natural y orgánica, porque están más alineada y conectadas con el entorno, más preocupados de escuchar la realidad del cliente”, aseguró Cristián, quien además agregó que en muchos casos (las pequeñas empresas) no presentan una formación tan alta respecto de estos elementos, pero sí reflejan estar muy guiadas por un propósito, porque se movilizan por una pasión y no por una obligación establecida bajo un sistema jerárquico”.

Finalmente, Maulén asegura que el desafío está en activar naturalmente la curiosidad en todas las organizaciones, lo que se transforma en búsqueda constante de innovación en función de un servicio más eficiente para nuestro entorno”. 

Reviva aquí la entrevista de Maulén en Desafío Futuro de Radio Agricultura

En efecto, cuando los compromisos con un propósito son lo suficientemente atrevidos e inmediatos como para inspirar confianza, pueden alterar una industria y construir un ecosistema impulsado por el valor.

Tomemos a Danone, por ejemplo: para “llevar alimentos saludables a la mayor cantidad de personas posible”, se asoció con profesionales de la salud, agricultores y otros grupos para desarrollar conjuntamente soluciones para necesidades alimentarias complejas.

La compañía respaldó esta estrategia impulsada por un propósito al desinvertir marcas fuera de su enfoque principal, irrumpiendo en nuevos mercados como alimentos para bebés y nutrición médica, y persiguiendo una cartera que está completamente certificada por B Corporation.

El momento de activar el propósito es ahora

Para comenzar, el liderazgo debe escuchar profundamente a los empleados y las partes interesadas para identificar los problemas que más les importan. Los líderes también deben pensar críticamente para identificar las capacidades de superpotencia distintivas que su organización puede llevar al mercado.

Utilizando los resultados de estos dos ejercicios, las organizaciones pueden identificar el problema social para el que están mejor posicionadas para abordar. A partir de ahí, los líderes deben tener el poder de hacer un compromiso de propósito audaz y viable. El mundo nunca ha estado más dispuesto a aceptar empresas que eligen liderar y centrar sus estrategias en las personas.

Por esta razón, el segundo gran desafío es preguntarnos, ¿cómo centrar mi compañía en el cliente? a continuación presentamos 5 elementos que debe considerar para generar una estrategia Customer Centric dentro de su organización:

1 – Canal de Consumo: El masivo avance de la economía digital evidenció la importancia de fortalecer la entrega de servicios en función del cliente. 

2- Fidelización del cliente: Los profundos cambios que experimenta el consumidor demanda a las organizaciones mejorar su experiencia de servicio.

3- Aceleración digital: Es crucial  para cualquier organización aprender a abordar la travesía del cliente en la decisión de compra, como un asunto estratégico de negocio. 

4- Convertir datos en valor: Saber transformar datos en conocimiento y el conocimiento en rentabilidad, es uno de los activos intangibles de mayor valor para las compañías.

5- Ventajas competitivas: Personalizar mensajes, productos o prestaciones contribuirán exitosamente en maximizar la curva de valor de vida del cliente, rentabilizando su negocio en momentos de total incertidumbre.

Para conocer más contenidos de valor, inspirarse y conectar con el Próximo Cliente, visite el Centro de Conocimiento de CustomerTrigger, donde podrá descargar, sin costos asociados, una sólida bibliografía de trabajo que recopila experiencias, estrategias y casos de éxito, con los cuales podrá orientar las soluciones para sus nuevos desafíos.

En caso que requiera ampliar aún más su visión respecto de los cambios y prioridades de consumo del ciudadano, lo invitamos a conocer el Perfil del Nuevo Consumidor, a través de la Plataforma de Impacto de CustomerTrigger; una herramienta que le será de utilidad para replantear la forma en que enfocan sus estrategias de trabajo centradas en el cliente y donde, además, podrá conocer las principales debilidades de su compañía y cómo transformarlas en oportunidades de valor, definiendo nuevas estrategias de conexión con sus audiencias, implementando técnicas que mejoran la calidad de sus datos, democratizando la información entre sus colaboradores para la toma de decisiones y facilitando sus procesos de servicios orientados al cliente, a través de soluciones omnicanales e inteligentes.