El número de marcas añadidas en la fase de Consideración se diferencia por el tipo de industria, asimismo, el número de marcas que los clientes añaden en las etapas posteriores se diferencia por el tipo de industria.

Por ejemplo, investigaciones en esta materia indican que las personas que evalúan de forma activa computadores personales añaden en promedio 1 a 1,7 marcas en su proceso de consideración, mientras que los compradores de automóviles añaden 2,2, a 3,8 en su conjunto.

Este cambio de comportamiento crea oportunidades para los gestionadores de marketing y ventas mediante la suma de puntos de contactos cuando las marcas pueden tener un impacto real.

El segundo cambio profundo que podemos observar es que la forma en que los clientes quieren conectarse con las marcas (pull) se ha convertido dramáticamente en un asunto más importante que la comunicación que hacen las marcas a los clientes (push).

Dos tercios de los puntos de contacto en la fase de evaluación, implican actividades de marketing dirigida por los clientes, como las revisiones de sitios web y las recomendaciones boca-a-boca de amigos y familiares, así como las interacciones que pueden evocar la compra en eCommerce- y recuerdos de experiencias anteriores con la marca. Solo 1/3 de los puntos de contacto implica o involucra acciones impulsadas por la empresa, por lo que si se sigue invirtiendo en solo push es fácil entender donde se derrocha el dinero.