¿A quién le gusta jugar? Seguramente, casi todos levantaron la mano. Ahora, redoblemos la apuesta: ¿a quién no le gustaría que el placer de jugar se convierta, además, en un recurso para potenciar un negocio y obtener beneficios?

La idea de jugar seriamente ilustra la esencia del fenómeno de la gamificación. Los investigadores Sebastien Deterding, Dan Dixon, Rilla Khaled y Lennart Nacke dan una definición sencilla: se trata de “la utilización de elementos del diseño de juegos a contextos no lúdicos”, es decir, herramientas aplicables a compañías y otros entornos que no tienen como principal objetivo el entretenimiento. Pueden ser desde videojuegos hasta juegos de mesa, pasando por actividades deportivas y recreativas.

Las consecuencias positivas de un correcto desarrollo de estrategias de gamificación pueden ser muy variadas pero el objetivo es uno solo: generar una experiencia grandiosa.

Implementar estrategias de gamificación es una excelente forma de atraer, envolver y entretener al público de tu compañía. Un programa de lealtad basado en desafíos o distintivos involucra a los clientes de una manera divertida con el objetivo de alentar a los clientes a interactuar regularmente con la marca y repetir su comportamiento.

Algunos de los beneficios de incluir esta estrategia dentro de un programa de lealtad son los siguientes: 

Fomentar el comportamiento recurrente

Proporciona una sensación de logro al asociar cada desafío con un beneficio. Para avanzar, los clientes deben repetir acciones valiosas para su marca, desarrollando nuevos hábitos de consumo.

Incentivar acciones específicas

Cada desafío es un conjunto de acciones múltiples, elegidas para ajustarse a sus objetivos comerciales, por ejemplo tendrán que tener un monto mínimo de compras al mes para subir de nivel y desbloquear más recompensas. 

Lealtad más allá de las compras

Además de realizar las tendencias de consumo que requiere avanzar de nivel se podrán realizar desafíos especiales, desbloquear insignias y brindar beneficios especiales a los clientes que decidan participar en las redes sociales, crear y enviar su propio contenido, o realizar encuestas gamificadas. 

La Gamificación está transformando los modelos de negocios al crear nuevas formas de extender las relaciones, crear un compromiso a largo plazo e impulsar la lealtad de los clientes y empleados. Funciona porque aprovecha las motivaciones y los deseos que existen en todos nosotros para la comunidad, comentarios, logros y recompensas.

Si está interesado en comprender a sus clientes y desarrollar un plan de trabajo orientado en fidelizar a su cartera, lo invitamos a revivir nuestro seminario: Lealtad y Datos: ¿Quiénes somos después de la Pandemia?, donde nuestro CEO Cristián Maulén compartió perspectivas junto a Cinthia Belleteros, CEO de SunLoyalty.