Líderes de opinión y automatización, juntos abren un nuevo mundo de posibilidades para el marketing, la publicidad y los negocios.

El marketing de influentes existe en el mundo de la publicidad hace ya un tiempo y debido a que las marcas invierten en estrategias que utilizan a estos personajes, la industria no solo crece día a día, sino que también lidera a los demás tipos de campaña en el mundo del marketing. Según mediakix, se espera que el gasto a nivel mundial de la industria del marketing de influencers sea entre 5 y 10 mil millones de dólares para fines del año 2020. 

El aumento en el uso de ad blockers junto a la disminución de televidentes ha conllevado a un crecimiento de esta industria, recordándonos que jamás podemos subestimar el poder del boca en boca, mucho menos si esa boca es de alguien a quien admiramos. Como gente de negocios tenemos que preguntarnos constantemente cómo utilizar óptimamente estos recursos renovados y hacia dónde nos podrá llevar el marketing de los influentes. 

Las dificultades del mercado

Pese a que este tipo de estrategia es muy efectiva, acarrea dos posibles problemáticas, que si somos visionarios podremos sortearlas con algo de esfuerzo y buen uso de herramientas digitales. 

Una de estas dificultades es encontrar a la persona que mejor encaje con nuestro producto, servicio y discurso. Este proceso es riguroso, casi un arte, ya que hay factores humanos, de métricas y números que pesarán en la elección. Estar conectado con la cultura pop se vuelve una necesidad. 

La otra dificultad es cuánto tenemos que desembolsar monetariamente para trabajar con esta persona. Con sólidos conocimientos en métricas de redes sociales (para evitar seguidores fantasmas y otras malas prácticas) y sus constantes movimientos podríamos estimar cuánto es lo adecuado a pagar.  Según la encuesta de Rakuten Marketing de 200 vendedores del Reino Unido que trabajan directamente en campañas de influencers, el 86% dijo que no estaba seguro sobre qué base estos personajes cobran y el 38% sintió que no podría decir si la actividad cibernética del influente impulsaba las ventas o no.

¿Y qué tiene que ver este nuevo estilo publicitario con la inteligencia artificial?

Mucho. El uso de la inteligencia artificial en el marketing de personas influentes gana terreno como lo hace en tantas otras áreas. En este proceso (algunas marcas ya llevan años en esto) de trabajo con influencers se han ido automatizando aspectos como la búsqueda de potenciales influentes, su contenido y relación afín con la marca en cuestión. 

La inteligencia artificial busca que los computadores tengan la capacidad de hacer cosas que, generalmente, requieren de inteligencia natural o humana. Enseñarle a ver a un laptop no es algo fácil. Para que una máquina pueda ver el mundo como lo hacemos las personas o los animales, se usa una tecnología de visión para computadores y programas de reconocimiento de imágenes. 

Cada vez que una máquina procesa información visual nueva, como un archivo JPEG o una fuente de alimentación de la cámara, utiliza la visión artificial para comprender lo que está viendo.

El software y las plataformas de marketing de influecers usan varios tipos de inteligencia artificial. Uno de los usos más interesantes de la visión de computadora (desde el punto de vista de la IA) es el reconocimiento de imágenes, que le entrega a la máquina la capacidad de interpretar la información recibida a través de la visión de computadora y poder categorizar lo que “ve”.

Si fuiste uno de los millones de usuarios de la aplicación FaceApp, que se popularizó en las últimas horas, para saber cómo lucirás cuando seas mayor, eres la mejor muestra de cómo se aplica inteligencia artificial para efectos publicitarios y de recopilación de datos.

Inteligencia artificial al servicio del marketing

A través de la visión de la computadora, un puñado de personas podrían analizar millones de imágenes y videos publicados en la web, en muy poco tiempo e identificar a aquellas perfiles con características predeterminadas según lo que busca una marca específica. Estas características pueden ir desde el uso de un producto a características faciales y físicas concretas. Estas características de la IA nos libera de lo que significa contratar a alguien para mirar foto por foto y etiquetar las que contienen su producto.

La visión que nos entregan estas aplicaciones nos ayuda a identificar personas que sean socialmente relevantes y así obtener una mejor comprensión de cuándo y cómo publican sus imágenes, si estas están relacionadas con la marca y cómo reacciona la audiencia a esta publicación.  


¿Te gustaría implementar automatización en los procesos de gestión del cliente de tu organización?