Un estudio de Experticity entregó datos valiosos que levantan una teoría interesante ¿Quién genera mayor influencia? ¿Influenciadores de nicho o celebridades? En base al análisis, los usuarios con una influencia limitada en su círculo de contactos, tienen mucho más poder de persuasión que las denominados “celebrities”.

El concepto que utilizan lo denominan “micro influenciadores”, personas que publican un contenido sobre temáticas específicas dentro de plataformas sociales, muchas veces considerándose expertos. Normalmente se trata de gente común que trabaja en un determinado sector o tiene profundos conocimientos sobre un tema y que cuando recomienda algo, lo hace con autenticidad
El 82% de los entrevistados es más proclive a seguir una recomendación de un micro influenciador que de un famoso.

El 94% opina que estas recomendaciones son más creíbles y convincentes

El 94% que son hechas a base del conocimiento

El 92% que son mejores a la hora de explicar como funciona un producto.

Un segmento altamente activo:

En base a los datos, realizan una media de 22,2 veces más conversaciones por semana sobre qué comprar, en comparación con un consumidor medio.

Recomendaciones Directas:

El 74% de estos micro influenciadores promueve dentro de su red llamados directos cómo “cómpralo” o “pruébalo”. También tienen un rango de influencia más grande (el 53% de ellos influyen también en su círculo laboral) y suelen obtener la información de primera mano (sólo un 15% de ellos recomiendan un determinado producto, preguntando a sus amigos y conocidos).

¿Qué está pasando en la industria? 

Hay una tendencia interesante en EE.UU. que se está dando principalmente en las categoría Belleza, Moda y Ropa deportiva. El contenido que hoy generan estas marcas con múltiples canales sociales (Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat, Pinterest, etc) y que tienen una estrategia de contenidos detrás, está dando un énfasis importante a influenciadores para generar su propio contenido ligado a la marca, con niveles estéticos, gráficos y editoriales de libre elección. El principal canal social donde está aplicando esto es Snapchat. 

Un claro ejemplo se ve en la marca de belleza Anastasia Beverly Hills, que tiene formatos diferentes y complementarios dentro de sus propias redes sociales. Acá un ejemplo del Instagram, que tiene un estilo y formato definido, con presencia de productos y modelos:

Acá el ejemplo de la misma marca, pero en su Red Social Snapchat, alta presencia de videos, cobetura de eventos, registro de “Insights” o momentos casuales de sus influenciadores y rostros de la marca.

En Victoria Secret por ejemplo, podemos ver el estilo y formato de videos que han publicado por parte de las embajadoras oficiales de marca. Ejemplo de Snapchat Angeles de Victoria Secret:

 

Estos se contraponen directamente con el tono y estilo que se ve en el canal oficial de Instagram o en el sitio web de la marca.

Finalmente estamos viendo un interesante hito dentro de las estrategia de contenido de marca, no solo por las libertades editoriales y estéticas fomentando la libertad de cada embajador o influenciador, si no, editorialmente se están convirtiendo en canales complementarios de información y no una réplica de contenido de una red social a otra.