Actualmente el MKT relacional se encuentra regulado por 2 leyes especiales:

  1. LEY N° 19.628 sobre Protección de Datos de Carácter Personal.
  2. LEY Nº 19.496 sobre Protección de los Derechos de los Consumidores.

Hoy, lo que permite a los actores del MKT relacional poder enviar comunicaciones comerciales y publicitarias, sin contar con el consentimiento previo del destinatario de la comunicación, es el actual inciso 5°del artículo 4°de la Ley 19.628, al señalar que no se requiere de dicho consentimiento previo, precisamente para efectuar ese tipo de comunicaciones.

Hoy existe un nuevo proyecto de ley, que viene a transformar el escenario al que estamos acostumbrados, por cuanto considera como fundamental el que hay que proteger al titular “del tratamiento de sus datos por parte de cualquier tercero”.

El nuevo proyecto deroga la actual Ley 19.628, imponiendo nuevos y más exigentes requisitos para obtener consentimientos previos que permitan captar, tratar y usar datos personales, y no considerando naturalmente a las comunicaciones comerciales y publicitarias como excepción dentro de los casos en que dicho consentimiento no es requerido.

  1. El tratamiento de datos personales sólo podrá realizarse cuando el titular de los mismos consienta en éste. (OPT IN)
  2. El consentimiento puede ser revocado en cualquier tiempo.
  3. La conservación y almacenamiento de los datos personales deberá limitarse en el tiempo, al mínimo necesario para realizar legítimamente el tratamiento de los datos personales.
  4. Cuando los datos personales sean recolectados directamente del titular, en el momento de la recolección deberá entregársele toda la información relativa a la identidad del responsable del tratamiento, cómo contactarlo, la finalidad del tratamiento de datos, los destinatarios a los que prevé ceder los datos, las medidas de seguridad para protegerlos y la forma en que los titulares pueden ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición que les reconoce la ley.
  5. Se crea un Registro Nacional de Bases de Datos, un Consejo para la Protección de Datos y establece drásticas sanciones para quienes incumplan las disposiciones contenidas en él.
  6. Considera por primera vez a aquéllos códigos de conducta (como el Código de Autoregulación de la AMDD), que establezcan normas que permitan optimizar el comportamiento de los asociados en el tratamiento de datos personales.

Los anterior hace crítico el control del Opt-out como base de gestión en la organización, evitando la exclusión para aumentar la audiencia abordable, ya que este proyecto traerá consigo un aumento en los costos de identificación de datos de potenciales clientes.

A continuación te dejamos una infografía del tema.

infografia customertrigger

[Clic para ampliar la infografía]