La gestión de campañas no se limita al solo hecho de generar acciones comunicacionales y olvidarse. Sino más bien, es un proceso sistémico que combina datos, conocimiento del cliente y la definición de estrategias para apalancar la gestión de campañas.

Debemos tener conciencia que los datos son la base no solo para crear, sino para mejorar la experiencia del cliente en todos los puntos de contacto y sin clave fundamentales para la correcta gestión de una campaña de marketing de cualquier índole.

Las capacidades de gestión de datos brindan herramientas avanzadas de análisis y presentación de informes que se necesitan para convertir los insights en acciones, desarrollar y gestionar campañas segmentadas para mejorar el engagement del cliente y eliminar la necesidad de herramientas de análisis independientes.

Clave: entender por qué, cuándo y cómo los clientes compran o acceden a nuestros contenidos, asegurando que su comunicación con ellos esté construida totalmente en el tipo de interacción que ellos esperan. A través de la extracción de datos en tiempo real, datos tanto estructurados como no estructurados, los gestionadores de marketing deben lanzar campañas con agilidad.