La Confianza Digital constituye la seguridad que otorga una empresa a la hora de proteger los datos de sus consumidores, a través de la implementación de una ciberseguridad efectiva, el ofrecimiento de productos y servicios confiables impulsados por la Inteligencia Artificial y una transparencia general en todos sus procesos.

A pesar de que la mayoría de los consumidores cree que las empresas con las que se relacionan les otorgan lo fundamental en términos de Confianza Digital, la realidad es que solo una pequeña parte de las organizaciones ha logrado cumplir con las expectativas de sus clientes.

¿El problema? Según un estudio reciente, los consumidores declaran que la Confianza Digital realmente importa, y que si las empresas no se la proporcionan migrarán con sus compras a otras organizaciones. ¿Cómo evitar este proceso de abandono? ¿En qué ponen foco las organizaciones que cumplen con la Confianza Digital? Averíguelo en el siguiente artículo de McKinsey.