En las últimas semanas, la aplicación FaceApp, que permite simular cambios en el aspecto físico gracias a la alteración de fotografías, se ha convertido en la App de moda. Es que al parecer hay una adicción en crear un boceto del aspecto envejecido de las personas. Esta aplicación, lanzada al mercado a principios de 2017 por la empresa rusa Wireless Lab, también permite ver tu imagen si fueras de otro género, cambiar maquillaje, entre otros. 

Según estimaciones de la plataforma de análisis de aplicaciones Priori Data, del 1 al 21 de julio de este año, FaceApp fue descargada alrededor de 29,5 millones de veces en los más de 50 mercados que monitoriza la empresa. Esto ha convertido a este mes (que todavía no llega a su fin) en el más exitoso de su historia.

29,5 millones de descargas

También hemos presenciado a diversos organismos público y privado hablar de los riesgos en tratamiento de datos personales que esta App puede generar, ya que nuestra cara es otra huella digital que estamos dejando. 

Entonces me llama profundamente la atención que con este suceso nos alarmemos con nuestros datos, si llevamos mas de 10 años aportando nuestra huella digital a una serie de servicios de entretenimiento, transporte, hotelería y minoristas que operan sobre aplicaciones. Lo positivo es que se establece la conciencia ciudadana de “qué es un dato sensible” y a esperar entones mas cordura de las personas cuando quieren dejar que sus datos sean tratados por otras empresas.

Cristián Maulén | Gerente General CustomerTrigger