Iniciativa propone que sólo los usuarios que autoricen las promociones podrán recibirlas.

También fija un horario para las llamadas, que podrá ser únicamente entre 08:00 hrs y 20:00 hrs

Llamadas, mensajes de texto y correos electrónicos son algunas de las formas a través de las cuales las tiendas y empresas contactan a los usuarios para poder ofrecer sus servicios. Sin embargo, para muchas personas, los reiterados contactos se han vuelto un problema casi a nivel de hostigamiento. Debido a esto, en el Senado se aprobó un proyecto que busca regular las comunicaciones promocionales o publicitarias, y que ahora será discutido en la Cámara de Diputados.

“Lo que se busca es regular los llamados que hacen las compañías telefónicas y otras empresas del retail, y que muchas veces se efectúan en horarios que molestan a las personas”, explicó el senador Jorge Pizarro (DC), integrante de la Comisión de Economía, donde ingresó el proyecto.

De acuerdo a la iniciativa, las promociones sólo podrán ser enviadas a los consumidores mediante “llamados, servicios de mensajería telefónica o cualquier otro medio electrónico, cuando éstos los hayan autorizado expresamente de manera previa y específica, lo que constará en los registros que deberán llevar los proveedores”, los cuales, además, estarán a disposición de los propios consumidores.

La iniciativa también aclara que el permiso no podrá incorporarse como cláusula en un contrato, y que el usuario será quien decida otorgar su autorización, con derecho a revocarla.

Además, las comunicaciones publicitarias que se hagan telefónicamente sólo podrán realizarse en un horario específico, entre las 8.00 y las 20.00, con prohibición los sábados y feriados.

“Los interesados en promocionar un producto o servicio tendrán que pedirles permiso a las personas para ofrecerles alguna publicidad. No se prohíbe la promoción, sólo que debe ser con autorización”, señaló el senador Eugenio Tuma (PPD).

El parlamentario añadió que la industria podría tener problemas por el tiempo que significará recaudar las autorizaciones: “Han planteado que tienen un conflicto con el stock: tienen 10 millones de contactos a quienes tendrán que pedirle la autorización, pero la ley entrará en vigencia seis meses después de su promulgación, así que existe el tiempo para hacerlo”.

El nuevo sistema también obligará a que los proveedores cuenten con mecanismos para poder recibir las solicitudes de revocación de los consumidores, lo que tendrán que informar al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac). Y en caso de que se envié una publicidad a un usuario que haya revocado su permiso, el proveedor será sancionado con multas de hasta $1.310.450 (50 UF).

Para José Ramón Cárdenas, presidente del Colegio de Publicistas, la nueva iniciativa se trata de “un desafío publicitario, para que, con estas leyes no invasivas, seamos capaces de ser creativos, sin molestar a los consumidores”.

Este tipo de iniciativa ya ha sido implementada en otros países. En España, por ejemplo, se califica como “práctica desleal con los consumidores” la realización de publicidades y promociones reiteradas. En Alemania, por otra parte, existe una legislación contra el telemercado no deseado.

EXTRACTOS DE LA INICIATIVA

“Los proveedores sólo podrán dirigir comunicaciones promocionales a los consumidores mediante llamados, servicios de mensajería telefónica o cualquier otro medio electrónico cuando éstos los hayan autorizado expresamente de manera previa y específica”.

“La autorización del consumidor, a la que se refiere el inciso anterior, no podrá incorporarse como cláusula en un contrato de adhesión. El consumidor siempre podrá revocar dicha autorización”.

“Las comunicaciones promocionales o publicitarias que se realicen vía telefónica no podrán efectuarse antes de las 8 ni después de las 20 horas. Tampoco podrán efectuarse en días sábados ni feriados”.

Fuente: Nexchannel – Escrito por Judith Herrera C.